martes, 24 de diciembre de 2013

¿Qué vamos a festejar?

Pues ya es 24 de diciembre. Ya se están reuniendo un chorro de familias y amigos por todos lados, vamos a ingerir muchas viandas y bebidas hasta casi perder el conocimiento. Nos vamos a vestir más elegantes de lo normal (Yo ya seleccioné mi pantalón de resorte por eso de las viandas y bebidas), vamos a dar y a recibir regalitos (yo no creo recibir ninguno), también nos vamos a reír y algunos a llorar, seguro escucharemos villancicos (que me chocan, mejor pongan a Madonna, a Shakira o a José Alfredo), nos vamos a tomar chorromil fotos hasta que toda la méndiga chiquillada esté hasta el gorro con cara de “ya párenle a tanta pic-chur” y vamos a ver las fotos de fiestas anteriores. Algunos van hasta a bailar, otros van a cantar (espero que alguna de José Alfredo y no el jingol bels), muchos otros van a agarrar la jarra con ponche con piquete y otros con sidra Santa Clos. Nos vamos a acordar de los que ya no andan por aquí, pero se sigue sintiendo su presencia. Algunos se van de visita a ver parientes de otras latitudes y a asolearse sus ombligos, muchos se van a tratar de ligar a la prima guapa y alguna que otra comadre o vecina. Seguro hay viboreo femenino acompañado de besos al aire y un “te ves delgadísima”.

Pero me sigo preguntando: ¿Qué vamos a festejar?
Si, ya sé….La Noche Buena, La Navidad, el Año Nuevo (eso para los que se dicen Católicos Apostólicos Romanos y uno que otro colado a la fiesta)

Como ya solito me aclaré ¿Qué vamos a festejar? Voy a replantear mi pregunta: ¿Por qué nada más cada año?

¿No se les antoja andar regalando y recibiendo abrazos? (acuérdense que con la comadre guapetona, el abrazo debe durar un segundo más que los otro), ¿no les gustaría tener ganas de ver a los queridos todos los días?  ¿No les gustaría cenar rico todos los días?

A mí sí.

Luego entonces les propongo:
Cada vez que me vean: abrácenme y si son niñas bésenme también.
Cada vez que vean a un querido: abrácenlo y bésenlo.
Cada vez que vean a un conocido o desconocido; Sonríanle y salúdenlo.
Cada vez que puedan, convivan con sus parientes (Locales y Contrarios). Luego hasta Los Contrarios son divertidos.
No dejen de hablar con los amigos aunque estén lejos.
No gasten en regalos a lo tarugo.
Besen al que se deje, pero reserven los besos de pasión para esa persona especial.
Una final: Déjense abrazar, besar, querer y disfrutar. ¡Es padre!

No hay que ser, cada año es muy poquito.

Acá su  seguro Conocedor con su pantalón de resorte, les manda abrazos, besos y mis mejores deseos para hoy. (Esto aplica cualquier día y para todos).

¡Vive! ¡Disfruta! ¡Comparte!


PD: Nos pusimos de acuerdo y vamos a cenar pierna y costillar de cerdo preparados por su seguro Conocedor (luego les paso la receta), Ravioles (ni idea quien los vaya a cocinar) y ensalada de espinaca con frutas y tocino que se va a aventar Paty mi Suegrita (si le digo Suegra paso a ser Subsubconsen)

sábado, 21 de diciembre de 2013

¿Qué quieren cenar?


Estoy seguro que ya escucharon esta pregunta muchas veces, también estoy seguro que muchísimas veces contestaron: “Lo que sea” y unos segundos después se desató la violencia intrafamiliar.

Mamá dice: “Si no me dicen que quieren, no hay cena.”
Alguien pregunta: ¿Qué hay?
Mamá contesta: Lo mismo que hay siempre….
Otro opina: ¿Por qué siempre lo mismo?
Mamá contesta ligeramente molesta: Por qué aquí no es restaurante.
Todos callados por temor a represalias maternas………

Si esta problemática se presenta diariamente, imagínense la bronca que se acerca con la cena navideña. Yo mejor me voy a Mérida.

Todas las abuelitas quieren bacalao, romeritos, pavo, relleno y ensalada navideña. Pero no quieren cocinar nada.
Las hijas de las abuelitas, léase las mamás quieren quedar bien con todo mundo, pero es imposible preparar Tacos al Pastor, Filete Wellington, Langosta Termidor, Cebiche de almeja chocolata viva, Pozole Verde y Agua de limón con chía el mismo día y a la misma hora.

Yo sabio como soy, sugiero que cada quien lleve su Itacate con sus respectivas preferencias. TODAS me voltean a ver con cara de: “este ya salió con su tarugada”.

La decisión del menú queda pendiente por algunos minutos.

Ya les platiqué del recalentado, y humildemente sugerí que no cocinen tanta cosa en tanta cantidad, porque vamos a comer tantos días lo mismo con tantos daños en la relación familiar.
La respuesta a mi sugerencia es irrebatible: “¿Y si nos caen los López?”
Esos son un montón y muy hambrientos, yo en mis adentros pienso que sí conviene que nos caigan, así no hay tanto día de recalentado.

Total, la bronca sigue para definir que nos vamos a ingerir en Navideña reunión familiar, mientras yo voy a hacer mis compritas para tener mi itacate en el Micro (¿Les parece unos quesos y carnes frías con su pan, unos higos y aceite de oliva?). Como toca con “Los Contrarios” (mi familia política) ni cuenta se dan si me salgo a botanear al coche.

Les sigo platicando del trabuco en el que estamos…..

¡Vive! ¡Disfruta! ¡Comparte!

jueves, 14 de noviembre de 2013

México 5-1 No te burles


Con eso de que la Selección de Fútbol de México acaba de ganarle 5-1 a la de Nueva Zelanda, se han desatado una bola de comentarios y comparaciones en diferentes aspectos entre ambos países.

Que si en Rugby nos ponen una maraquiza, que si su gobierno es rete honesto, que si su economía está de rechupete y así mucha comparación.
 

No puedo (ni quiero) hablar de Nueva Zelanda, es más nunca he ido a aquellos parajes y por lo pronto no tengo paneado ir. No tengo ningún cuate Neozelandés (ese si me gustaría tenerlo) y ni idea tengo cómo viven.

Lo que sí me preocupa, es que tanto compatriota, se burle, se queje, se desgarre las vestiduras y no proponga nada para corregir todo lo malo que tenemos como país. Esto aprovechando que en un partido  de futbol, un representativo del país (en este deporte para que no empiecen) le ganó a otro.

 

Veo (y siento) que entre “más hable mal de México”, me doy mis dosis de “yo si soy decente” y los demás no.

Eso sí, queremos crucificar a una Chef argentina porque no sabe Hacer tortillas y esto es un insulto a la patria. No mamen.


No entiendo, ¿por qué no? Disfrutar que se ganó un partido, como con los chavitos Triqui o las niñas Bayonetas. Y ya.

No es tan importante para la mayoría si somos campeones mundiales (como si yo corriera al parejo) y hasta eso nos incomoda.

Veo también, que hay envidias hacia los que destacan….. no solo en futbol, en cualquier especialidad. No veo a alguien contento, porque su colega logró algo.

Al contrario, se siente que la envidia se generaliza.

Me dejan hacerles unas preguntitas: (Si no quieren, pues no importa, dejen de leer)

1.- ¿No les gustaría que México mejorara?

2.- ¿No les gustaría que miles de extranjeros quisieran venir a visitarnos?

3.- ¿No les gustaría vivir seguros y tranquilos?

4.- ¿No les gustaría que ya no hubiera pobres en México?

5.- ¿No les gustaría que de México no se burlara nadie? Menos tú.

 

Va la última:

¿Qué hacemos para que esto pase?

Que conste que dije hacemos… no crean que me hago wey.

 
¿QUÉ HACEMOS?

 
¡Vive! ¡Disfruta! ¡Comparte!

jueves, 10 de octubre de 2013

La Abuela Mine

Eso de ser el superconsen de la abuelita paterna tuvo ventajas y desventajas.

Primero las desventajas, que fueron poquitas:
Me envidiaban chorros mis hermanos y primos. Mmmmm…. Creo que esa era la única.

Ventajas:
De esas si hay un chorro, desde que me cocinaba delicias especialmente para mí, hasta que me tocó un frascote lleno de pesos de aquellos de plata, que me gasté a lo tarugo. Ahorita sería rico.

Para ser el superconsen en aquella época solo bastaba ser el primer nieto, ser hombre (era cuando los hombres valíamos chorros y no como ahora que ya nos consideran como perros adoptados) y llamarse igual que el hijo mayor (léase mi Pá) de la susudicha Mine.

No crean que todo era miel y hojuelas, durante varios años y ya de adulto, la lleve a comer (Era más Conocedora que su seguro Conocedor) a muchos lugares. Vivía por Anzures y le encantaba el Arroyo….. viaje largo para un martes a medio día y tener que regresar a trabajar. Pero le entrábamos a las carnitas con guacamole, a la barbacoa con salsa borracha y a los bolados de a merengue.

Pues un día, que se le ocurre que ya se aburrió de esta Tierra y que se lanza al cielo. (Eso espero, por qué no la crean 100% santa)

Por andar de metiche en sus chunches, que me encuentro su recetario personal, con unos centenares de recetas escritas a mano y muchísimas probadas por mi.

Durante años he replicado muchas de ellas, ese sabor conocido, te lleva a su cocina llena de aromas y vapores. Te hace volver a sentarte en su mesita y sentir ese amor de abuela (acuérdense que ni  mis hermanos ni mis primos contaban) por el nieto consentido.

Preparaba desde las muy sencillas tortillas de harina, las gorditas dulces, las hojarascas, el machacado con huevo y en asado de puerco, hasta un fideo al comino con salchichas y sus rajas de mamá. Era especialista en Chorizo con Huevo, textual, 1 kg de chorizo norteño por tres huevos.

 
Nunca faltaban en su alacena, los higos y duraznos en conserva, las nueces acarameladas, las cocadas y cacahuatadas.

De lo mejor de su repertorio eran los tamales norteños, de carne de puerco (espaldilla nada más) con ese sabor tradicional a chile ancho con comino, que solo el norte conoce a la perfección. Aquí entre nos: Me quedan de rechupete.


Hoy, voy a empezar a compartir estas recetas lanzando una nueva línea de productos caseros de las Recetas de la Abuela Mine. Tengo que compartir esto con más familias, no se puede quedar solo en nuestras mesas. Las voy a preparar tal y como las hacía ella: Sin prisa, en “poquitos”, con amor y sin añadirle nada que no sea de mercado.

Como son un chorro, voy a empezar con 2 picositas, 1 salada y 1 dulce.

Tengan paciencia, va a haber muchas más en siguientes semanas.
Estoy seguro que mi abue, se va a poner rete contenta de que yo no sea díscolo y comparta sus delicias culinarias con muchos otros.

Mientras:

¡Vive! ¡Disfruta! ¡Comparte!

sábado, 28 de septiembre de 2013

Las de Chilaquiles


Se siente medio raro escribir de un lugar para comer que es propio.
Escribo de mi changarrito ante la insistencia de varios de nuestros clientes, a los cuales agradezco su preferencia.

Estamos localizados en la Central de Abastos de la ciudad de México, en el Pasillo 2 local 242 Nave OP en el área de Frutas y Legumbres, donde hay 1934 bodegas, 1221 locales comerciales y Las de Chilaquiles.

En nuestro Local (considérenlo su casa con mucho chilaquil y antojos) les ofrecemos nuestros chilaquiles, siempre hay rojos y verdes, pero también vamos variando otras versiones como los de mole, en chile ancho, en chile pasilla, en chipotle y otras variedades. Nuestros chilaquiles se sirven en torta o en plato, a gusto del cliente. Los acompañamos con pollito, bistec, chicharrón prensado, huevos o con cualquiera de nuestros guisados. Pídanlos como quieran.

¿Guisados? Siiii, también les ofrecemos tacos de guisados, que vamos variando día a día, nuestras especialidades son la longaniza con papas y rajas de cuaresmeño, el cerdo con verdolagas en salsa verde así como las tingas de pollo puerco y res. También tenemos la cochinita pibil para los fines de semana, chicharrones guisados en varias salsas, alambres y guisados semi-light como tortitas de coliflor con panela, nopalitos con queso en pasilla y calabacitas con elotes en salsa de chile ancho.

Déjenme les platico de la especialidad más especializada de la casa: La Torta de Chilaquiles.

Imaginen un bolillo tronador, embarrado de frijolitos, relleno de chilaquiles verdes, y acompañados por una buena ración de chicharrón prensado, aderezados con queso rallado, cebollita picada y su toque de crema de rancho.
Cabe aclarar que la receta es la muy tradicional basada en tortillas y no en totopos fritos.

Cuando das la primer mordida, sientes lo tronador del bolillo y la combinación de sabores, tu mente te recuerda las “guajolotas chilangas de tamal”, pero sientes mucho más ligera esta, el primer bocado, te va a hacer desear que no se acabe pronto el nuevo sabor en tu boca.

No voy a recomendar ninguna, les voy a platicar cuales son las cinco combinaciones más solicitadas:

1.- Chilaquiles verdes con pollo
2.- Chilaquiles Rojos con chicharrón prensado
3.- Chilaquiles Verdes con huevo montado.
4.- Chilaquiles en mole con pollo
5.- Chilaquiles en chile ancho con bistec.

Uno de nuestros clientes pidió un plato de chilaquiles rojos, con bistec y huevo. ¡Al cliente lo que pida!
Ya no les platico más, los invito a que vengan a probarlas y de pasadita visiten la Central de Abastos, que es el mayor mercado de América Latina con una oferta increíble de productos que vale la pena ver y probar. Acá los veo.

Como decía un antiguo anuncio:
Si vienen a Las de Chilaquiles, no dejen de visitar La Central de Abastos de la Ciudad de México.

¡Vive! ¡Disfruta! ¡Comparte!

viernes, 20 de septiembre de 2013

Claustrofobia

Yo sufro muchote de esto, no me gustan los lugares cerrados y menos si hay mucha gente ahí. Leyendo una aventura en unas grutas en un librito; yo sudaba como el protagonista…

Hoy me voy a imaginar atrapado en Acapulco. Si me he imaginado esto antes del méndigo Manuel que armó un verdadero desastre, sería como premio. Ojalá pronto se recupere el puerto en particular y todo el país también.

En esta inventada aventura, nos acompañan a la familia de 4, (Lila se quedó por suertuda) los Suegros, mi santa madre y una invitadita (así les dicen las señoras bien a la gorrona amiga de su hija que se junta para la vacación).

Estamos hospedados en elegante hotel en La Costera, Tenemos tres habitaciones contratadas para un par de noches, nos venimos en el Micro y no nos tocó bloqueo de maestros en Chilpancingo.

Todo pintaba bien para pasar un fin de semana con la panza hacia el cielo y una light con papitas en la mesa de junto.

No hay sol, está nublado; yo encantado, pero Mi Chiquita, La Cachorra, La Invitadita y mi suegra, están, textualmente, que no las calienta ni el sol. Quieren cambiar de color blanquecino a moreno tipo Beyonce.

Al rato empieza el chipi chipi (así también le dicen a la llovizna las seños bien). Este rápidamente se convierte en aguacero con rayos y truenos.

Empiezan las opiniones:
Mi Santa Madre: ¡Jesús, María y José! Nos vamos a ahogar con tanta lluvia.
Mi Suegra: $%&” lluvia, yo me quería asolear.
La Cachorra: Pa: ¿A qué hora deja de llover?
Mi Chiquita: ¡Niños! No se mojen con la lluvia. (Están en la alberca)

Como la lluvia no cesa, se organizan para ir a comer; La opinión generalizada es que hay que ir a comer mariscos y pescados.

Mi Suegra: Vamos a Puerto Marqués que también venden sopecitos de frijol para los niños. (Los míos le entran durísimo al pescado y a los mariscos, La Invitadita, no sé.)
Mi Mamá: Yo voy a donde me digan, pero me dicen antes para saber qué me pongo. ¿Es elegante?
Mi Chiquita: Mejor vamos al Chaneque en Barra Vieja, yo quiero huachinango a la talla y ahí es el mejor.
Yo: ¿Y si pedimos más papas y cocas aquí en la alberca?

Todas, hasta la invitadita me voltean a ver con cara de “este está loco, yo aquí no me quedo mientras llueva”
Total, se decide que a Barra Vieja al Chaneque.

Ya todos bañados, medio vestidos y peinaditos, nos encaminamos al lobby para pedir el Micro. La Costera está como Reforma e Insurgentes rodeadas de maestros, no se ve que ningún automotor se mueva ni medio milímetro y las caras de los conductores indican que llevan más de 3 minutos ahí.
Como nos vamos a tardar como unas 12 horas en llegar, sabiamente decidimos irnos caminando para ver que lugarcito se nos antoja.

Uno en Acapulco no prevé tanta agua cayendo en la calle, a media cuadra somos como bomberos destapando cañería en alguna avenida y mejor nos regresamos al hotel. MI idea era la mejor.

Así más o menos pasan el par de días y no deja de llover, empieza la preocupación, el agua crece y el sol no brilla. Las noticias dicen que ya nos amolamos, que Acapulco será nuestro hogar por unos días más.

Aquí empieza la verdadera aventura.
No hay energía eléctrica y el aire acondicionado no funciona, esto para dormir, pero la tele tampoco prende y los celulares no se pueden cargar. Empiezan a racionar los alimentos en el hotel, y todos (TODOS) están de mal humor como si yo fuera socio de Tlaloc.
Como me gusta tener refrescos y bebidas en mi hielera (OSCAR) tenemos bebidas como para unos 3 días, eso sí, al tiempo porqué ya no hay hielos.

Te medio enteras que la población acapulqueña está realmente sufriendo y tratas de explicarlo a la familia, que solo quiere regresar a casa.
Mi humor se empieza a contagiar de la claustrofobia generalizada. Yo también quiero mi casa, mi cama, mi baño y  mi almohada.

Cuando ya estoy a punto de asesinar un pariente, noto que esto me lo estoy imaginando, que no me pasó nada y que estoy seguro, seco, sin hambre ni sed y en mi casa.

Esto es pura imaginación, debe ser muy diferente a lo que les pasó a muchos compatriotas alrededor del país.

Este Blog es dedicado a todos los que salieron maltratados por Ingrid y Manuel, para los que no lograron librarla y para sus familias que lo van a seguir sufriendo.

De verdad, si pueden ayuden.

¡Vive! ¡Disfruta! ¡Comparte!

sábado, 14 de septiembre de 2013

Mexicanos Quejosos

Yo que no entiendo nada de política voy a opinar:

Los últimos meses, por no decir años, la mayor parte de los compatriotas nos hemos venido quejando de muchas cosas.

Encuentras siempre puntos de vista encontrados, por ejemplo, hay quién apoya el movimiento de la CNTE y quien quiere que les avienten al ejército; hay quienes apoyan a AMLO y quienes no lo quieren ver ni en pintura; que si PEMEX se privatiza o no; que los impuestos, que los diputados plurinominales, que renuncie el Presidente, que los Partidos Políticos ya no sirven para nada y así como unos 7,349 temas que nos afectan a los mexicanos.

¿Qué podemos hacer para salir de tanto lío y preocupación?

Ya estoy listo para harta mentada, pero esto les propongo.

-       No compren piratería, no compren a ambulantes, no compren en lugares que no expidan factura. Todos los anteriores no pagan impuestos que tú si vas a pagar por ellos.

-       Conozcan quienes son sus representantes: Diputados, Senadores, Gobernantes y exíjanles. Pueden conseguir sus teléfonos y mails en las páginas oficiales, pero hagámoslo todos. Si algo no te gusta, insísteles de tu opinión y verifica sus votos al respecto.

-       Las elecciones para presidente, son muy importantes, pero las demás nos dan más voz y ni pelamos quienes son los candidatos. Chequen bien por quien votan y en qué renglones había que anular los votos.

-       Exijan calidad en productos y servicios, si no los atienden como se debe. Compartan su experiencia con el resto y no vuelvan a comprarles nada. Hoy las redes sociales nos permiten más comunicación sin intermediarios. Estoy seguro que estas empresas mejorarán su calidad si sus ventas bajan.

-       Si se sienten manipulados por las Televisoras. Pues apaguen la tele y oigan radio (o apáguenle también) lean, platiquen o hagan lo que quieran. No podemos responsabilizar a unas cuantas empresas de lo que sucede en el país. ¿Nos manipulan? No creen que esto es un insulto a nuestras inteligencias.

-       Otra muy importante: Si no te alcanza, no lo compres y menos te lo trances. Hablo de la energía eléctrica, de la señal de cable, de la música, de las películas y de una bola de cosas que “necesitamos” o “queremos”. El robarnos esto, lo hace más caro y siempre lo pagamos los mismos.

-       Compremos a compatriotas. Estamos llenos de empresas internacionales que pueden o no, ofrecernos muy buenas cosas, pero si hay opción nacional de calidad semejante: prefiéranla.

-       Ayuden al de junto. De verdad parecemos enemigos en lugar de compatriotas, no queremos que el otro mejore, somos egoístas en muchas ocasiones. Apoyen a su jefe, impulsen a sus subordinados, hablen bien de ustedes sin hablar mal de la competencia o colegas y hagan las cosas para que el equipo sea mejor. Habla bien de los demás en público y crítica en privado y frente a frente, si la crítica es constructiva, te la van a agradecer.

-       La Leyes y Reglamentos pueden ser perfectibles, mientras logramos perfeccionarlas, RESPETÉMOSLAS. No te pases los altos, no tires basura, no des mordida, no te le metas al que está ya en fila (Coche o a pie). Otra vez, casi todos tenemos un telefonito con cámara. Vamos a convertirnos en reporteros civiles y compartamos fotos y videos de los “errores” que veamos en las calles, cópiale al medio de comunicación masiva que más te guste.

-       Investiga cual de tus vecinos está en el Consejo Ciudadano de tu colonia. Ellos pueden ser  tu voz ante autoridades. Pero apoya cuidando tu comunidad.

-       Organízate con tus vecinos y amigos, pónganse de acuerdo en algunos temas de su preocupación y OCUPENSE por tratar de resolverlos. Esto lo pueden hacer juntos o con apoyo de sus representantes (hay que saber quiénes son).

-       Si eres empresario, forma equipo, que tus colaboradores tengan suficiente ingreso para no estar pensando (en horas de trabajo que tú pagas), en cómo le van a hacer para pagar la renta. Si eres colaborador de una empresa, échale toda tu iniciativa, la empresa es TUYA mientras trabajes para ella. No te robes el papel, los lápices, tiempo de trabajo, llamadas personales. Todo eso se paga y te queda menos reparto de utilidades.

-       Apoyen lo que consideren importante, pero nunca apoyen la violencia. Violencia en atentar contra cualquier derecho del otro.

-       No creas en redentores, hasta el momento no veo a ninguno que realmente le importe tu bienestar.

Me podría seguir por muchas páginas, pero creo que aquí están las principales bases para mejorar nuestro (NUESTRO y es el único que tenemos) País.

Cabe aclarar, según mi muy personal punto de vista, La Patria noes tierra, no es petróleo, no son edificios o pirámides, no son plazas, solamente es el conjunto de ciudadanos que la conforman. Patria somos todos los mexicanos y eso es lo que tenemos que cuidar.

Yo me comprometo, ojalá tú también.
 
¿Te pido un favor?
Si te late, compártelos con quien quieras.

¡Vive! ¡Disfruta! ¡Comparte!